lunes, 14 de enero de 2008

El Nombre

Seguidamente les preguntará el nombre. Allí el bautizando se estará presentando a la comunidad y principalmente a Dios.

El Nombre

Repasemos lo que dice el Catecismo:

Dios llama a cada uno por su nombre.
El nombre de todo hombre es sagrado.
El nombre es la imagen de la persona.
Exige respeto en señal de la dignidad del que lo lleva.


Y en el libro de Isaías:

No temas, porque yo te he rescatado;
Te he llamado por tu nombre, tú me perteneces.
Si atraviesas un río, yo estaré contigo
Y no te arrastrará la corriente.
Si pasas por medio de las llamas, no te quemarás
Y ni siquiera te chamuscarás.


Dios establece una relación personal con cada uno. Que bueno es saber que Dios se interesa por cada uno de nosotros. Que no es un Dios lejano sino que es un Dios cercano. Que está siempre atento a salvarnos. Que siempre está dispuesto a transformar nuestra historia personal en historia de salvación.

No hay comentarios: